Artículo: ¿Como se transmite la enfermedad COVID-19?

Segundo artículo de la serie que vamos a dedicar a la enfermedad COVID-19, originada por un coronavirus, y en el que vamos a tratar la cuestión de cómo se produce la transmisión de la infección entre personas. Conociendo estos mecanismos de transmisión, podremos actuar sobre ellos para reducir las posibilidades de contagio.

Según la evidencia científica disponible a la hora de elaboración de este contenido, la principal forma de transmisión de este virus entre personas es a través de las secreciones que se emiten por la boca cuando una persona habla, tose o estornuda.

Muchas veces no son perceptibles, pero está demostrado que en la mayoría de las ocasiones en que una persona está hablando, a la vez está emitiendo estas pequeñas gotas de saliva, en las cuales puede haber presencia del virus si la persona está infectada.

Así, podríamos diferenciar 2 tipos de transmisión de la infección. Primeramente, habría una forma directa, en que si una persona enferma tose, estornuda, o habla en presencia de una persona sana, ésta puede contagiarse al inhalar estas secreciones emitidas. De aquí viene la recomendación de usar elementos de protección física, tipo pantallas entre personas, caretas o mascarillas, así como la de mantener una distancia entre personas, que debe ser como mínimo de un metro, y recomendable de 2 metros entre personas.

Video CORONAVIRUS 2 Transmision.003

Y en segundo lugar, el contagio puede realizarse por una vía indirecta a través de otros objetos. Así, si una persona infectada tose o estornuda, va a emitir una gran cantidad de partículas impregnadas de virus, las cuales pueden posarse sobre objetos del entorno, sobre cualquier objeto que haya quedado al alcance de las secreciones. En un período de tiempo no muy largo, un individuo sano puede entrar en contacto con estas secreciones, y si este individuo ahora, con las manos que llevan esas secreciones infectadas, se toca la cara, sobre todo los ojos, la nariz, o la boca, puede hacer que el virus entre en su cuerpo, pudiendo originar una nueva persona infectada, con lo cual comenzaría de nuevo el ciclo de contagio, y aumentando éste de forma progresiva.

De aquí proviene la recomendación de lavarse las manos con frecuencia, para evitar que las manos, que están continuamente en contacto con objetos, puedan transmitir la enfermedad entre personas. Si no podemos lavarnos las manos por cualquier circunstancia, podemos aplicar higienizante de contenido hidroalcohólico, que nos protegerá de forma temporal, aunque la mejor opción será siempre el agua y el jabón.

Video CORONAVIRUS 2 Transmision.004

Tenemos que ser muy conscientes de este mecanismo de transmisión, pues aplicando medidas de protección ante esta situación, como el uso de mascarillas en ambientes cerrados y concurridos, y la higiene frecuente de manos, disminuye de forma muy importante la probabilidad de quedar infectados por el coronavirus, y por tanto la de desarrollar una enfermedad que puede tener consecuencias muy graves e importantes para nuestra salud.

En resumen, la transmisión de esta enfermedad está relacionada con las secreciones emitidas, de forma involuntaria, por personas infectadas, al hablar, toser o estornudar. Actuando sobre esta emisión, y sobre el contacto con dichas secreciones, las probabilidades de contagio se verán disminuidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s